info@ingeniocapital.com
(809) 567-2573

For Your Information

Desaceleración de la “econo-comunicación”

Y entonces pensé, qué contradicción este mundo al entendernos más globales, más ínter-conectados, más independientes y sin embargo más solos, más pobres y más dependientes.

Leyendo en estos días sobre la desaceleración de la economía a nivel mundial, encontré la expresión “contiendas comerciales” como una de las causas de esta situación de incertidumbre en los mercados.

Kristalina Georgieva, Directora Gerente del FMI, en un discurso pronunciado en Washington D.C. el pasado 8 de octubre se preguntaba y se contestaba lo siguiente: “¿a qué se debe la desaceleración en 2019? A una serie de problemas y a un tema común: las fracturas… En el pasado, hemos advertido de los peligros de las contiendas comerciales. Ahora, vemos que están repercutiendo negativamente”.

También fueron enfatizadas, estas “contiendas”, en algunos de los discursos de los participantes en el tradicional “Think Economics” que la Cámara Dominico Suiza realiza cada año y… pensé, dudé y luego investigué que querrían decir con esto de “contiendas comerciales”.

Viéndolo desde mi punto de la comunicación (la emoción e imagen que acompaña a la misma), desde una visión estratégica (objetivos, soluciones y metas a obtener) y desde los negocios (obtener ganancias o utilidades que resultan de un intercambio de bienes o servicios que satisfacen a las partes), pensé que la palabra “contienda” debería usarse más bien para expresar un suceso que una filosofía comercial.

Sin embargo, leídos y escuchados los últimos libros del controversial y extraordinario escritor Israelí Yuval Noah Harari e incluso al leer los análisis y las críticas que ha expuesto el bien admirado poeta y ensayista nuestro José Mármol sobre los mismos, “lo que no alcanza comprender Harari es que el predominio de los algoritmos no orgánicos o inteligencia artificial por sobre los algoritmos orgánicos de lo humano nos empujaría a una ceguera radical sin diques éticos, cuya carrera por el dato mutilará y expulsará, del espíritu y la cultura, el conocimiento y la libertad: dictadura feroz del control digital”… me dije y pregunté, ¿puede el hombre o la mujer líder, o equipos de hombres y mujeres haber retirado el estetoscopio del corazón de sus propias economías o de sus países, de sus comunidades, de sus vecinos y hasta de sus familias? Tal vez la tecnología nos arropará, como deja ver Harari, pero creo que, un poco antes que eso pase y al ritmo que van las “contiendas comerciales” a nivel mundial, solo quedarán tres riquezas y una pobreza que la “dictadura feroz del control digital” alcanzará.

Si no volvemos a poner el oído en la pared que nos separó del resto de nuestros iguales, si no nos escuchamos con ganas de querer oírnos, conscientes de la importancia que tiene el conocimiento real de la comunicación, y luego darnos el tiempo de analizar lo que “el otro”, siendo incluido, puede tener, obtener, aportar, crear, innovar, construir o dar… me cuestioné, ¿con quién negociaremos o contenderemos el día de mañana? ¿Cómo poder parar estos gritos iracundos de poder, sordo? El grito sordo de hoy que traerá las penas de mañana a quienes más alto gritaron porque a los demás solo nos tocará, muchas veces, observar estas poderosas “contiendas” en vez de poder aprender, “de los grandes”, a liderar soluciones.

Entonces, ¿cuánto hemos dejado de enseñar por poseer?, ¿cuánto hemos ganado por poseer, al gritar? ¿Cuánto hemos tenido que gritar, para perder?… Me pregunté…

Columpiar las razones del grito, según a quien se grita, sepultar la razón real entre el ruido y el deseo de ganar, sin recordar que el primer lugar es el único que al recibir la medalla no cuenta con miradas colaterales. Y entonces pensé, qué contradicción este mundo al entendernos más globales, más ínter-conectados, más independientes y sin embargo más solos, más pobres y más dependientes.

Según avanzaba en los informes sobre la economía mundial, menos escuchaba de la tercera revolución industrial o de la implicación del desarrollo tecnológico (inteligencia artificial) en los empleos. Mas bien, para lograr unas políticas económicas vigorosas y mas resilientes, como menciona la Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, se necesita principalmente : “Actuar ahora”, “actuar Juntos”, “ producir un efecto de contagio positivo para lograr la simultaneidad que necesita la economía”, “proteger”, “colaborar” y termina diciendo: “Estoy segura de que, si actuamos de manera cooperativa, teniendo presentes los desafíos e intereses mutuos, podemos crear un futuro mejor para todos.” … entonces me dije: “qué humano es el problema, necesitamos mejorar la “econo-comunicación”… y me prometí aprender cómo hacerlo.

Fuente: Diario Libre

Leave a Reply